La firma ha incorporado a los letrados Adrià Vila Urriza y Raül Sala Cuberta.

Ortega-Condomines ha anunciado la ampliación de su departamento de laboral con la incorporación de los letrados Raül Sala Cuberta y Adrià Vila Urriza. El primero de ellos, graduado en Derecho y Relaciones Laborales por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, proviene del Bufete Vallbé tras su paso previo por el departamento legal de PwC. El segundo es graduado por la Universidad Autónoma de Barcelona.

“El incremento de la carga de trabajo que venimos experimentando en el departamento laboral del despacho en los últimos años, con especial incidencia durante el presente 2020, hace que debamos ampliar nuestro equipo jurídico, lo que sin duda conllevará un mejor servicio a todas las empresas a las que asesoramos en este ámbito”, ha explicado Eduardo Ortega Figueiral, socio del despacho, que ha calificado a las incorporaciones de “talento joven y sumamente preparado”.

Ortega-Condomines, despacho con sede en Barcelona y oficinas también en Madrid, nació hace ya años como consecuencia de la integración de los equipos profesionales de Bufete Ortega e Inley Estudio Legal, tras años de estrecha colaboración en sus respectivas especialidades jurídicas.

La firma cuenta con más de veinte profesionales, entre abogados y economistas, y con experiencia no solo en el ámbito del derecho laboral, sino también en el mercantil, civil, tributario, administrativo y del deporte, tanto en el de carácter consultivo como en el asesoramiento de contratos y operaciones de toda índole y la solución extrajudicial, judicial o arbitral de los conflictos relacionados.