El Tribunal Supremo confirma la condena y declaración de responsabilidad de los
administradores de una empresa por las deudas sociales contraídas con posterioridad a la aparición de
la causa de disolución.

Condena a una Comunidad de propietarios de
un edificio a abonar a un vecino el coste de la reparación de la tela asfáltica de aislamiento de la
cubierta del edificio que origina filtraciones de agua.